El exentrenador español de la Selección Nacional de El Salvador enfrentará una compensación por la rescisión de su contrato, determinada por la FIFA.

La FIFA ha decidido a favor de la FESFUT en el caso del entrenador español Rubén de la Barrera, quien dejó la Selección de El Salvador para dirigir al Vizela de Portugal. Según el organismo rector del fútbol mundial, De la Barrera deberá pagar una compensación adicional por la ruptura contractual, además de los intereses correspondientes. Se ha establecido un plazo de 45 días para el pago; de lo contrario, se le prohibirá participar en cualquier actividad relacionada con el fútbol hasta saldar completamente la deuda. El dictamen de la FIFA es susceptible de apelación por parte del entrenador español. La FESFUT había iniciado acciones legales contra De la Barrera debido a que el pago realizado inicialmente no cumplió con las cláusulas estipuladas en el contrato, después de que él rescindiera unilateralmente su compromiso para unirse al Vizela.

Rubén de la Barrera estuvo al frente de la Selección salvadoreña durante 89 días y presentó su renuncia en enero, durante sus vacaciones en Europa junto a su asistente Manu Torres, para aceptar la oferta del club portugués. Posteriormente, el Vizela descendió a la Segunda División del fútbol luso, añadiendo así un revés deportivo a las consecuencias económicas ahora desfavorables para el entrenador español en su disputa con El Salvador.

Scroll to top