Home Team LogoALI - LIMVisitor Team Logo
5 - 0
Finalizado
Estadio Cuscatlán

Según las declaraciones del abogado del director técnico Ramón Sánchez, la directiva intentó obligarlo a firmar un finiquito que no incluía el pago correspondiente por sus servicios.

El panorama en Santa Tecla sigue siendo de muchos problemas. Tras la destitución del entrenador Ramón Sánchez, el equipo enfrentó otro revés al caer 2-0 ante Platense bajo la dirección interina de Francisco Medrano.

Sin embargo, la controversia no termina ahí. En un comunicado emitido el martes por la tarde, Ramón Sánchez y su asistente, Dennis Sánchez, expresaron su rechazo a lo que consideran “propuestas injustas” por parte de la directiva del club.

Según el comunicado, en una reunión con el presidente del equipo, Max Arévalo, y el gerente deportivo, Enrique Mónico, se les ofrecieron tres opciones, todas lejos de cumplir con lo establecido por la ley laboral.

Estas opciones incluían firmar un finiquito y rescindir el contrato sin recibir ningún salario, aceptar el pago de la mitad de sus salarios o aceptar una promesa de pago futuro incierto. Ante estas condiciones, los entrenadores consideraron que se vulneraban sus derechos laborales y económicos.

En consecuencia, anunciaron la contratación de un abogado, Miguel Ángel Anaya, quien actuará como su único intermediario con el club para resolver la situación.

En un país donde es común que los directivos terminen los contratos de manera unilateral y hagan promesas de pago incumplidas, la postura de los Sánchez es clara: no aceptarán condiciones que atenten contra sus derechos como trabajadores.

Este caso refleja una problemática recurrente en el fútbol salvadoreño, donde a menudo los técnicos y jugadores se ven obligados a aceptar condiciones injustas para poder continuar con sus carreras. Sin embargo, los Sánchez se mantienen firmes en la defensa de sus derechos y buscan una solución equitativa para ambas partes.

Tras este comunicado, Santa Tecla se ha pronunciado, donde aclara que han buscado finiquitar el contrato de Juan Ramón Sánchez y su hijo.

Scroll to top