Home Team LogoALI - LIMVisitor Team Logo
5 - 0
Finalizado
Estadio Cuscatlán

El entrenador español de la selección salvadoreña, David Dóniga, destacó la importancia de inculcar una mentalidad ganadora en el equipo. “Yo quiero ganar a Perú, a Martinica y al que me toque”, afirmó, subrayando su enfoque competitivo independientemente del rival.

El Salvador cayó 1-0 ante Perú en el Subaru Park, con un gol de Edison Flores al minuto 17 que definió el amistoso internacional disputado en Estados Unidos.

En la conferencia de prensa posterior al encuentro, David Dóniga Lara, técnico de La Selecta, reconoció las dificultades enfrentadas debido a la diferencia de nivel entre los jugadores de ambos equipos. “La complicación era mayúscula con un equipo que tenía línea por línea y jugador por jugador todos en ligas muchas más potentes que los nuestros”, comentó Dóniga, quien a pesar del resultado destacó el desempeño de su equipo. “Hemos estado en el partido en todo momento y hemos podido incluso llegar a empatar. (Me siento) disconforme con el resultado porque nosotros queremos ganar. En el fútbol se trata de ganar. No se trata de hacer las cosas bien. Todas las cosas bien que nosotros hacemos las seguiremos aplicando para nuestro próximo objetivo, que es la Nations League”.

El entrenador español dejó claro que el próximo objetivo es devolver a El Salvador a la Liga A de la Concacaf Nations League y clasificarse para la Copa Oro 2025. “Ahora mismo, como nos merecemos, tenemos que jugar contra los equipos de la Liga B y eso nos clasificará para la Copa Oro si lo hacemos bien”, afirmó.

Dóniga también subrayó la importancia de seguir mejorando y destacó que la racha de más de dos años sin ganar ya es cosa del pasado. “Llevamos mucho tiempo trabajando. Son cinco meses organizando una forma de jugar y un equipo adaptativo a las situaciones. Cuando tiene que defender se defiende. Cuando tiene que tener el balón, lo tiene. Quiere contraatacar cuando tiene espacios. El Salvador tiene cosas que mejorar. Somos autocríticos, pero no es flor de un día”, explicó.

El entrenador valoró positivamente el progreso del equipo, especialmente en la defensa, comparando la actuación reciente contra Perú con partidos anteriores frente a Argentina y Costa Rica. “Cuando tenemos que afrontar a un equipo del máximo nivel como es Perú lo hacemos con contundencia y competitividad. Hay que seguir para que el próximo partido con un equipo de Conmebol ya no sea 1-0 y sea una victoria nuestra. Estamos en ello”, agregó.

Antes del amistoso contra Perú, El Salvador sumó cuatro puntos en dos partidos de la segunda ronda de las eliminatorias de la Concacaf rumbo al Mundial de 2026, empatando 0-0 contra Puerto Rico y venciendo 1-3 a San Vicente y las Granadinas. Dóniga expresó optimismo sobre las chances de avanzar a la siguiente etapa de la clasificación mundialista.

Finalmente, Dóniga enfatizó su deseo de ganar independientemente del rival. “El otro día fue un partido diferente. La competición es muy complicada. Los partidos amistosos son balas de mentira. Las balas de verdad generan otras presiones. Nos podíamos haber quedado fuera en tres días del Mundial. En tres días se acaba el sueño 2026. Y no. Estamos metidos en el Mundial. Un año entero para trabajar, dos meses para llegar a la Nations League. Una Nations League para crecer, meternos en la Copa Oro y hacer que este equipo vuelva a ser un equipo ganador. Se trata de ganar. No se trata de hacer buenos partidos con buenos rivales y perder. Eso para mí es mentalidad de perdedor. Yo no quiero perder 1-0 Perú. Yo quiero ganar a Perú, a Martinica y al que me toque”, concluyó.

Scroll to top