El tradicional ritual de bienvenida para los debutantes de la Selecta no pasó desapercibido. En un ambiente distendido en Estados Unidos, los nuevos integrantes fueron recibidos con el característico baile durante la cena del jueves.

La primera victoria tras 23 partidos, un 3-1 contra San Vicente y las Granadinas, trajo un respiro a la Selección Nacional, permitiendo un momento de distensión y celebración.

El miércoles por la noche, en su hotel de concentración en Estados Unidos, donde se preparan para enfrentar a Perú este viernes en Chester, Pensilvania, se llevó a cabo el “bautizo” de los nuevos integrantes del equipo. El ritual, reservado para quienes debutan con la Azul y Blanco, incluyó al defensa German Fuentes, el delantero Francis Castillo y el ariete Rafael Tejada.

Fuentes había debutado durante la fase de partidos amistosos bajo la dirección de David Dóniga, mientras que Castillo y Tejada lo hicieron durante el actual período de eliminatorias y fecha FIFA. Debido a la apretada agenda, no había habido oportunidad para esta tradición hasta ahora. Con aplausos y risas, los debutantes pasaron uno a uno mostrando sus habilidades en el baile, aunque con resultados mixtos.

Este viernes, la Selecta se medirá ante Perú, que se prepara para la Copa América con todas sus estrellas, salvo su capitán.

Scroll to top