El Comité de Licencias de la FESFUT rechazó varias solicitudes de la Primera División, las cuales excedían las proyecciones de los acuerdos previamente establecidos en los permisos provisionales.

El Comité de Licencias de la FESFUT comunicó a la Primera División los acuerdos alcanzados para la temporada 2024-2025, rechazando algunas solicitudes del directorio de la liga.

Entre las decisiones destacadas, el Comité determinó que a partir de esta temporada, los equipos de la Primera División deben firmar contratos con una duración mínima de 12 meses. Esta resolución niega la petición de la Primera División de volver a la modalidad de “contrato por torneo”, donde los dirigentes no tenían obligaciones laborales con sus plantillas si no avanzaban a la postemporada. En la temporada 2023-2024, los contratos de jugadores y cuerpos técnicos fueron de 10 meses.

El Comité declaró: “Sin lugar a lo solicitado por la Primera División, manténgase los formatos de contratos de jugadores por los plazos establecidos de 12 meses”.

Otra resolución importante del Comité de Licencias es que los torneos de la categoría sub-17 sigan siendo responsabilidad directa de la Primera División, incluyendo la organización y los gastos de transporte y arbitraje.

“El torneo sub-17 debe mantenerse en la Primera División, tal y como está establecido en las bases de competencia”, indica el comunicado.

La Primera División había solicitado que la FESFUT cubriera los gastos de transporte y arbitraje para la sub-17, advirtiendo que si no se aceptaba esta condición, los equipos sub-17 serían inscritos en las ADFAS de sus respectivas zonas.

El Comité respondió: “Con relación a la categoría sub-17, los presidentes deben llevar a cabo el torneo Apertura 2024-2025 en las mismas condiciones que en la temporada 2023-2024, donde la FESFUT aportaba el pago de arbitraje y transporte. En caso de no poderse realizar, se determinó que las categorías sub-17 de cada equipo se inscriban en las ADFAS de cada departamento”.

Scroll to top