Home Team LogoALI - LIMVisitor Team Logo
5 - 0
Finalizado
Estadio Cuscatlán

Los partidos amistosos son esenciales para evaluar jugadores, pero contra Perú, David Dóniga enfrentará dificultades debido a las limitaciones en la plantilla que llevó.

David Dóniga, entrenador de la selección de El Salvador, ha trabajado desde el lunes con un grupo reducido de 17 jugadores para el amistoso contra Perú este viernes. A este grupo se sumaron tres jugadores más en la madrugada del jueves.

El objetivo principal de este amistoso es seguir desarrollando el sistema táctico y evaluar nuevos jugadores, pero las cosas se complicaron debido a varios factores. Entre ellos, el tema de las visas y la pérdida de jugadores al no ser fecha FIFA, además de las bajas de Darwin Cerén y Nelson Bonilla por motivos personales. Este contexto ha abierto la puerta para observar nuevos elementos, como Styven Vásquez, delantero de Firpo y goleador del torneo pasado, quien se perdió los partidos eliminatorios por dengue y llega sin ritmo competitivo, por lo que se espera que juegue de cambio.

“Es posible, dependiendo de los cambios,” respondió Dóniga sobre la participación de Vásquez. “No voy a adelantar la alineación ya que los jugadores no la saben, y no vamos a dar pistas al rival. Vamos a tratar de competir contra un rival complicado, con jugadores de talla mundial, que se prepara para la Copa América,” sostuvo.

Dóniga también mencionó las complicaciones que enfrenta el equipo: “Ojalá pueda ver a todos los convocados, pero el partido y la situación de algunos futbolistas que han estado enfermos o de baja también condicionarán mucho la alineación.”

Adán Clímaco, Melvin Cruz y Jonathan Nolasco lograron viajar a última hora después de recibir sus visas, sumándose al grupo inicial de 17 jugadores. Sin embargo, llegaron con horas de vuelo muy cercanas al partido, lo que probablemente les impida ser titulares. Nolasco, por ejemplo, ha estado entrenando por su cuenta ya que su equipo, FAS, está de vacaciones, y llega sin ritmo competitivo.

Dóniga defendió su sistema táctico, destacando que el equipo ha roto una racha de dos años sin ganar: “Hemos sacado una victoria y un empate en junio, lo que demuestra que estamos haciendo cosas bien. Estoy tranquilo con los jugadores y su capacidad para desarrollar el sistema. Los números nos avalan.”

El entrenador también recordó los próximos objetivos: “Además del amistoso, nuestro objetivo es volver a subir a Liga A, lo que nos permitirá pasar a la Copa Oro si ganamos nuestro grupo. Esto fortalecerá nuestra preparación para las eliminatorias.”

Así, aunque el amistoso contra Perú está lleno de desafíos, será una oportunidad crucial para evaluar y ajustar al equipo de cara a futuros compromisos.

Scroll to top