Después del amistoso internacional entre Xelajú y FAS en Quetzaltenango, seguidores del conjunto tigrillo reportaron enfrentamientos en su contra.

El encuentro amistoso entre Xelajú y FAS en el estadio Mario Camposeco de Quetzaltenango, que terminó con una derrota contundente de 4-0 para los visitantes, estuvo marcado por lamentables incidentes de violencia. Aficionados del FAS denunciaron agresiones por parte de seguidores locales cuando se dirigían a los autobuses para regresar a El Salvador.

El club salvadoreño emitió un comunicado condenando los actos de violencia y expresando su preocupación por la seguridad de sus hinchas.

“FAS lamenta profundamente los actos de violencia ocurridos en la noche del 10 de julio, luego del partido amistoso de pretemporada contra Xelajú MC en Quetzaltenango, Guatemala. Miembros de una barra local lanzaron objetos contundentes contra nuestra afición, incluyendo a niños y personas de la tercera edad, mientras se dirigían hacia el transporte de regreso a casa”, se lee en el mensaje difundido en sus redes sociales.

El comunicado subraya la repulsa del club hacia cualquier forma de violencia en los estadios y hace un llamado a las autoridades para que tomen las medidas necesarias. A pesar del incidente, FAS continuará su gira en Guatemala, con un próximo partido programado contra Zacapa el 12 de julio.

Scroll to top