El exjugador de la selección nacional reveló su intención de comenzar su carrera como entrenador enfocándose inicialmente en dirigir equipos juveniles, donde planea transmitir sus valores y experiencia antes de aspirar a los banquillos de un equipo de Primera División.

Rafael Burgos, exfigura del fútbol salvadoreño, ha obtenido recientemente su licencia de entrenador clase C con la Asociación de Entrenadores de Fútbol de El Salvador, un paso significativo en su nueva carrera. Rafalcao, quien ha establecido recientemente una academia de fútbol para niños y jóvenes, compartió sus ambiciones futuras en una entrevista.

“Obtener la licencia clase C fue un paso natural después de tener la ‘D’. Quiero formar buenos jugadores, pero lo más importante para mí es formar buenas personas y luego excelentes futbolistas”, afirmó Burgos durante la conversación.

El exdelantero también expresó su deseo de dirigir en la Primera División salvadoreña en el futuro: “Sí, me veo dirigiendo un equipo de Primera División. Pero mi enfoque inicial será trabajar con niños y jóvenes, inculcándoles principios y valores. Quiero transmitirles ese amor por el equipo y por la selección, para evitar los errores del pasado. Quiero formar a estos chicos, enseñarles lo que me enseñaron a mí: ese amor por la patria y por cada equipo”.

Burgos destacó su compromiso con la formación continua: “Seguiré estudiando y actualizándome constantemente. Quiero prepararme adecuadamente para facilitar mi labor tanto con los jóvenes como con sus padres, y luego aplicar todo en el campo”.

Con una carrera extensa que incluye clubes en El Salvador, Hungría, Noruega, Estados Unidos y Guatemala, Burgos aporta una vasta experiencia y un profundo conocimiento del fútbol a su nueva faceta como entrenador y formador de talentos.

Scroll to top